1 de noviembre de 2010

VERDADES SOBRE LOS HIJOS ÚNICOS

Todos los hijos únicos no son iguales. Aquél Psicólogo de finales del siglo ante pasado que en buena parte originó todos los mitos infundados se equivocó al tildarlos solo con adjetivos negativos. Sin embargo así como existen las mentiras o mitos, también hay verdades innegables sobre los hijos únicos que podriamos analizar. Si eres mamá o papá de un hijo único es posible que coincidamos en algunos o en todos estos puntos.

- El hijo único(*) al estar rodeado de adultos una muy buena parte de su tiempo, le cuesta un poco más integrarse a un grupo o relacionarse con otros niños.

- No suelen compartir. Lo que no significa que no aprenden a hacerlo. Una recomendación buena que dan los especialistas es invitar a la casa a niños de su edad  y usen sus juguetes. Con el tiempo el compartir suele ser algo muy normal para ellos.

- Son niños seguros de si mismos. Y si los padres les han brindado cariño y atención desde pequeños todos los hijos únicos llegan a tener una autoestima muy elevada. Son así al menos todos los que he conocido.

- Tienen un vocabulario asombroso. Tan solo pongo de muestra a mi hijo que desde que tenía un poco más de un año aprendió hablar y a medida pasa el tiempo su desarrollo linguístico nos deja a nosotros sus padres asombrados. "Habla hasta por los codos" decimos aquí, sin contar todas las preguntas a las que suele someternos diariamente a sus todavía 4 años.

- Academicamente tienden a ser muy buenos. No vamos ageneralizar, ni decir que los niños con hermanos no tienen un buen rendimiento académico, sino que simplemente el hijo único tiene la ventaja de estar muy bien estimulado en este sentido por sus padres de ahí los buenos resultados.

- Juegan solos y con facilidad. Ya he visto a niños que no son precisamente hijos únicos llorar por no tener con quien jugar en algún momento, pero he visto a más de un hijo único incluyendo al mio, sentarse con sus juguetes, papeles o libros y disponerse a jugar solo, mientras su mamá cocina, limpia o escribe en la pc.

- También es verdad que al tener un hijo único existe una mayor tendencia de parte de los padres a sobreproteger, que no es igual a proteger o cuidarlos de algún peligro físico o moral.
La sobreprotección es una preocupación excesiva  por el hijo facilitándole las cosas, resolviendo todos los problemas que se le presenten. Porsupuesto mientras es pequeño es lógico que lo hagamos pero a medida pasa el tiempo y dejan de ser bebés ilógico sería que lo sigamos haciendo.
A fin de que llegue a ser un adulto independiente debemos como padres dejar que vayan de acuerdo a su edad haciendo sus cosas por si mismos.
. Otra verdad innegable es que muchas mamás de hijos únicos y quien sabe también papás, a fin de minimizar el sentimiento de culpa a o tristeza por no haber tenido más hijos, colmen a sus hijos de regalos y atenciones excesivas o brindan una educación obsesiva. En otras palabras miman o consienten en demasía.

- Y por último y no menos importante, otra verdad es que el sentimiento de culpa o tristeza de la mamá de un hijo único suele ser determinante en el futuro de su hijo. Esto podría traer consecuencias negativas en vista de que suele ser con la mamá con la que el niño pasa la mayor parte del día. Sentimientos de tristeza, melancolia y culpa pueden ser transmitidos a nuestro hijo, afirman los especialistas y psicólogos.



-Original de Mi Hijo Único-
(Post basado en mi propia experiencia y en opiniones de especialistas)
(*) Se aplica a niños y niñas. Se utiliza el artículo masculino solo por la facilidad en la redacción.


8 comentarios:

  1. Coincido en casi todo excepto en lo de jugar solos. A mi me busca mucho como compañera de juegos y antes me sentía mal si tenía que hacer otras cosas y al final no prestaba atención ni a lo uno ni a lo otro. Ahora dedico tiempo a jugar con ella pero cuando tengo que hacer tareas se lo digo y poco a poco va entreteniéndose sola. Entiende que mamá tiene que repartir el tiempo y hacer la cena por ejemplo.

    ResponderEliminar
  2. Opino lo mismo que Amanda, a mi hija le cuesta mucho jugar sola, incluso es un tema que me preocupa no se bien como hacerlo porqué resulta sencillo decir que le explique que debe jugar sola y que en ese momento no podemos jugar con ella que lo haremos más tarde, en la teoría funcionaria pero en la práctica decide no jugar e intentar interferir en la actividad que estamos realizando. Algún consejo?

    ResponderEliminar
  3. Hola Lorena! Gracias por comentar. La realidad es que como los niños no son iguales, no todos reaccionan igual, unos pueden jugar solos cuando se lo pides y otros que son más dependientes, prefieren estar a tu lado. Lo importante sería que como padres todos los días apartemos un tiempo para jugar con ellos, pero hemos de enseñarle que fuera de ese horario no deben interferir en nuestras actividades a no ser que se lo pidamos. Conforme van creciendo van aprendiendo. Además en lo posible hemos de buscarle más oportunidades para que jueguen con otros niños de su edad, los padres somos importantes en sus juegos pero no podemos competir con un niño de su edad.
    Un abrazo.
    Anny

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo 38 años y de todas las verdades que dices en el post, quizás la que yo más noto ahora en mi etapa adulta es la de aprender a relacionarse. No digo que yo no haya aprendido, pero me ha costado mucho y me sigue costando. Y no es por timidez o inseguridad sino por falta de empatía con los otros. Sí me considero con mucha autoestima y quizás muy espabilado mentalmente (no quiero decir que sea más listo que nadie) pero si se me permitiera un consejo a los padres de hijos únicos, por favor, ocúpense de que aprender habilidades sociales desde el minuto uno. Tienes un gran blog. Yo como hijo único he sido muy feliz, quizás sea de mayor cuando lamentas no tener más habilidades sociales. supongo que en parte por el carácter pero también por ser hijo único.

    ResponderEliminar
  5. Mi hija ùnica me pide un hermanito, que hacer???

    Hola, ya habìa escrito antes aquì contando que estaba contenta con la idea de tener sòlo una hija, y aparentemente era aceptada por mi hija. Pero el asunto ahora es otro, mi hija tiene 10 años, ella es mi vida, yo sòlo la tuve a ella puès me divoricè cuando ella tenìa 4 añitos, desde chiquita siempre le dije que serìa ùnica (puès no estaba en mis planes casarme nuevamente hasta que ella creciera), aparentemente lo entendia y aceptaba bièn, pero desde hace un año para acà, me pide mucho un hermanito, una vez llorando me dijo que cuando ella creciera y tuviera hijos, ellos no tendrìan tios, eso me rompiò el alma, yo tengo 40 años, y tengo una relaciòn de noviazgo que va empezando pero con planes de no tener hijos, puès por una parte sinceramente no me siento capaz de tener otro a esta edad (aùn soy joven, y me encnatan los niños, pero no para cargar con todo lo que implica la maternidad, màs que le tengo terror al parto, pues con mi hija me morìa de miedo en la sala de alumbramiento), el caso es yo me siento muy culpable chicas, esto del deseo de mi hija por un bebè se acrecentò con el nacimiento de mi sobrinito, el cuàl ella adora, y lo tuvo mi hermana de 25 años, yo trato de que conviva con sus amiguitas, y siem pre le digo que no tendra hermanos de sangre pero si hermanos de corazòn (sus amigas), y que esas seràn las tias de sus hijos cuando ella crezca, pero aùn asì la veo que no desiste de la idea, y le veo su deseo por un hermanito y su tristeza, màs que en la fam, de todos los primitos ella es la ùnica hija , puès todos tienen un hermanito, y veo que ella se compara con eso...chicas que hago?, como convencerla y no sentirme tan culpable, puès creo que no lo soy,,,,yo hubiese querido 2 hijos pero la vida me enviò por un camino diferente, por favor aconsejenme,,,,mil gracias de antemano y un beso a todas!!

    vero.

    ResponderEliminar
  6. Vero te entiendo, aunque siento tus palabras cargadas de tensión y creeme que eso te ayudará poco. Primero trata de mantenerte calmada y relajada cuando abordes el tema con tu niña y segundo haber optado por tener un solo hijo no es un delito, ni pecado ni nada malo como para sentirse culpables, pero obviamente lo que si queremos es que nuestros hijos sean felices con lo que tienen y que aprendan a valorar y a querer su vida, enseñarles las ventajas de su condición y darles alternativas no para suplir a un hermano, porque considero un hermano es irremplazable, pero si para compensar en algo su ausencia. Muchas amigas me cuentan que a la edad de tu niña es la edad más difícil, luego llega una edad en la que aceptan su condición positivamente, claro que si nos ven tristes o amargadas les haremos este proceso muy difícil. Otras amigas me han comentado que les han regalado una mascota especial, que yo se que no tiene punto de comparación con los hermanos, pero han sido el objeto usado como blanco para volcar todo el cariño y amor que tienen nuestros niños para dar. En fin hay mucho que hacer por ellos. Yo no te puedo dar mi experiencia porque mi hijo nunca me ha pedido un hermano, así que te contesto en base a las experiencias de otras mamás y de lo que hemos aprendido en el camino.
    Te deseo lo mejor para ti y tu niña.
    Un abrazo.
    Anny

    ResponderEliminar
  7. hola, muy buenos sus consejos. Hoy decidi buscar informacion porque tengo una hija unica y estoy desesperada. Ella tiene 4 anos, es muy madura y quiere absorber todo mi tiempo. Antes era muy independiente pero ahora se ha vuelto muy dependiente d mi y quiere ser el centro de atencion todo el tiempo, quiere jugar todo el dia o ver tv conmigo, no me deja hablar po tlf ni con otras personas. No se duerme si no es conmigo. Es de caracter dominante y siento que he perdido de cierta forma el control sobre ella porque muchas veces termino cediendo. Pero creo que hoy he conseguido respuestas a muchas de mis interrogantes y pienso que podre modificar mi conducta y la de ella. Gracias,

    ResponderEliminar
  8. Hola, muy buen artículo. Soy hijo único y en parte sobreprotegido. Hay cosas con las que no me puedo identificar pero tampoco negar, lo tendran que decir los que me conocen. Lo que si en mi caso fue (y es) tal cual dice el artículo, es que siempre pude jugar solo sin problemas. Todavía recuerdo mis tardes enteras jugando con la plastilina, jugando con la pelota contra la pared o con una tijera y una tapita; podía estar horas sin necesidad de nada más. Otra cosa es que creo, tampoco estoy seguro, que me cuesta compartir las cosas, por ej: mucha gente se suele prestar ropa y si bien no lo veo mal no me imagino prestando ropa, creo que me moriría jeje.

    ResponderEliminar

Comenta con moderación. Los comentarios ofensivos o los que citen enlaces serán considerados Spam y no serán publicados. Puedes citar tu página web o blog usando la pestaña NOMBRE/URL. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...