Pequeños Músicos

Porqué deberías apoyar el desarrollo de su talento

¿Tener un solo hijo

¿Cómo asumir tu decisión

La Sociabilización en los niños

¿Cómo ayudar a mi hijo a ser sociable...

El Bullying

¿Qué hacer cuando un hijo es victima.

Postres Fáciles

Torta super fácil de yogurt

Mostrando entradas con la etiqueta dientes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dientes. Mostrar todas las entradas

20 de febrero de 2012

Adiós primer diente de leche!

Y llego el día tan esperado por mi hijo. Su diente estaba muy muy flojo ya apunto de caerse, le fastidiaba para comer y no veia la hora en que se le cayera, por lo que mi esposo decidió jalar el dientecito con un hilito y en menos de 5 segundos para afuera, adios diente de leche!. Mi hijo ni cuenta se dio cuando salió, ni le dolio, tuvimos que enseñarle para que lo crea y era de ver su carita de asombro. Con las mismas salio al baño a enjuagarse con agua tibia y ya al minuto presumia su primera ventanita con gran alegria, tanto así que fue a visitar hoy a su abuela y tia para enseñarle que ya ahora es todo un niño grande.

Nada más estoy preocupada porque conozco su impaciencia, ya desde ahora me anda preguntando que cuando sale, si mañana o si pasado que cuando?, asi que le hemos dicho que debe tener paciencia para esperar al nuevo diente, esperamos lo comprenda. Menos mal anda entretenido con lo del ratón peréz, que no cree en él y que le pondrá una trampa para ratones para ver si existe, osea tiene dudas que lindooo, me conmueve la inocencia de los niños, no menos la de mi hijito.

Me pregunta por donde entrará el ratón, por donde se ira, que como se subirá a la cama, que le traerá, bueno un sin fin de preguntas, él es super pregunton y aqui estamos tratando de convencerlo y que no es fácil :)


Así que el 20 de Febrero de 2012 será recordada como la fecha en la que mi hijo perdió su primer diente de leche y como dice él, ahora ya es un niño grande y yo comparto su emoción!.


4 de enero de 2010

EL CUIDADO DE LOS DIENTES DE TU HIJO


Me acuerdo muy bien de un payasito llamado "Popy" venezolano, que llegó al Perú cuando era niña y cantaba algo asi sobre los dientes: "Te tienes que cepillar cada día al levantarte, cada noche al acostarte te tienes que cepillar..." y continuaba la canción enseñando a los niños a cultivar este buen hábito y yo hasta hoy le canto esta canción a mi hijo cada vez que no quiere lavarse los dientes.
Ahora puede que digas que ya sabes que hay que cepillarse los dientes y habrás leido mucho al respecto, sin embargo quien debe comprenderlo también es tu hijo(a). Por eso ¿Cómo ayudarlo a considerar sus dientecitos importantes?



Habla con aprecio de sus dientes:

Puedes ayudar a tus hijos a apreciar lo maravillosos que en realidad son los dientes.

- Hablales  sobre el esmalte de los dientes que es la sustancia más dura de su cuerpo.
De como ellos pueden resistir sustancias muy duras como algunos dulces, nueces y hielo picado, hasta panes blandos, galletas y arroz cocido, los dientes pueden resistir mucho abuso físico. También trabajan bajo una extensa variedad de temperaturas, dependiendo de lo que uno coma. En una comida es probable que pase por ellos una bebida a 80 grados C. y al minuto siguiente helado a -7 grados. ¡Esto es suficiente para hacer que rechinen sus dientes!


- Enseñales que sus maravillosos dientes pueden durar mucho o poco tiempo dependiendo de su cuidado.
Gran parte de la razón por la cual la gente no conserva sus dientes en los años posteriores de la vida tiene que ver con su propia desatención o la de sus padres. Por eso depende de nosotros como padres para influir en el desarrollo y buen mantenimiento de dientes buenos y sanos en nuestros pequeñines.

¿Sabias que los dientes de leche y los dientes permanentes se desarrollan en el embarazo?

Casi todos los dientes de leche y algunos de los dientes permanentes se comienzan a formar mientras el niño todavía está en la matriz de la madre. Por eso, la madre necesita buena nutrición, y quizás hasta deba complementar su dieta con vitaminas y minerales para asegurar este crecimiento y desarrollo apropiados, no solo de los dientes, sino también de diversos tejidos del cuerpo.
Despues de nacer tu hijo, la importancia de una buena alimentación influirá mucho en la calidad de dentadura que tenga o en la facilidad para cariarse los dientes.

Por eso, ni bien le aparezcan los dientes que ya vimos que no es por arte de magia que salen sino es que gracias a la maravilla de creación que somos como humanos, ellos ya estaban ahi esperando salir. ¿Qué harás entonces?.

* Cuidarlos. Primero debes hacerlo tu misma mientras ellos no puedan. Pero a partir del año y medio puedes dejar que ellos vayan cepillándose por si mismos y luego tu supervisa para ver que no hayan quedado alguna particula de comida.

* Enseñen con el ejemplo. Si tus hijos ven como sus padres se cepillan los dientes, querran imitarlos. Así que pueden hacerlo en familia si es posible.

* Se debe incluir en la dieta cotidiana una buena variedad de comestibles básicos, incluso alimentos de los diversos grupos alimenticios: proteínas, hidratos de carbono y grasas. Aunque los alimentos que se comen en diversas partes del mundo difieren mucho, es buena idea que los padres animen a sus hijos a comer frutas y hortalizas frescas. Las frutas y las hortalizas crudas proporcionan una variedad de beneficios que los alimentos refinados y elaborados muchas veces no pueden dar. No solo proporcionan buena nutrición, sino que también estimulan el ejercicio de los dientes y las encías debido a su textura, que requiere que se mastiquen más. Asegúrate de que tu hijo coma lo que sea bueno para él y no solo las cosas que le gustan.

* Cepilla muy bien cualesquier zona sospechosa. Si la zona todavía está oscura o descolorida después de cepillarla cuidadosamente, será apropiado ver al dentista. Mientras más pequeña sea la cavidad cuando se descubra, más sencilla será la reparación.


* Al llegar su hijo a los tres años de edad es buena ocasión para llevarlo por primera vez al dentista, sea que veas cavidades o no. Por lo general para esta edad todos los dientes de leche (veinte) han brotado plenamente en la boca y necesitan atención con regularidad para permanecer sanos.

Si le enseñamos a ver la importancia de mantener sus dientes sanos y limpios ahora que son pequeñitos mas tarde nos lo van a agradecer se los aseguro, a no ser que les guste ir al dentista :-) ...

Un abrazo,
Anny

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...