Pequeños Músicos

Porqué deberías apoyar el desarrollo de su talento

¿Tener un solo hijo

¿Cómo asumir tu decisión

La Sociabilización en los niños

¿Cómo ayudar a mi hijo a ser sociable...

El Bullying

¿Qué hacer cuando un hijo es victima.

Postres Fáciles

Torta super fácil de yogurt

Mostrando entradas con la etiqueta autoestima. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta autoestima. Mostrar todas las entradas

15 de febrero de 2013

¿Qué tipo de elogio debo darle a mi hijo?

Decirle a sus hijos pequeños que son listos quizás no sea tan inteligente.

Un estudio reciente halló que probablemente no sea útil que los padres llenen a sus hijos de comentarios con la finalidad de fomentar la autoestima. En lugar de ello, el tipo adecuado de elogios y estímulo podría ayudar a los niños a estar más abiertos al cambio y deseosos de hacer las tareas más difíciles que proveen oportunidades de aprendizaje.

La investigación sugiere que los niños pequeños cuyos padres les dicen regularmente cosas como "te esforzaste mucho en eso" en lugar de "qué maravilloso" podrían tener una ventaja incluso apenas cinco años después cuando tienen que asumir desafíos. Ese tipo de elogios de parte de los padres desde temprano puede afectar la forma en que los niños evalúan sus capacidades, señalaron los investigadores.

"Decirle a los niños que son inteligentes en lugar de alabar los pasos positivos que toman para resolver un problema mientras juegan puede hacer que cuestionen su inteligencia cuando se topen con algo que les resulte más difícil", señaló la autora del estudio Elizabeth Gunderson, profesora asistente del departamento de psicología de la Universidad de Temple, en Filadelfia.

Gunderson dijo que los padres tienden a establecer uno de dos "estilos de elogio" muy pronto, uno que se enfoca en lo que el niño hace, o uno que se enfoca en sus características personales. Entonces, mientras quizás un padre diga algo como "persististe hasta que la pieza del rompecabezas encajó", otro podría decir instintivamente "eres bueno para esas cosas".

Enfocarse en el proceso o actividad (en este caso, hallar la pieza correcta del rompecabezas) comunica que el esfuerzo y las acciones pueden llevar al éxito. Enfocarse en las características del niño parece transmitir inintencionadamente que su capacidad es inalterable, explicó.

A pesar de cualquier diferencia en el estilo natural de los padres, se les puede enseñar a suministrar elogios más orientados en el proceso, aseguró Gunderson. "Esta investigación definitivamente ha influido sobre lo que hago con mi hijo de un año", añadió.

Para el estudio, que aparece en la edición del 12 de febrero de la revista Child Development, los investigadores grabaron en video a 53 niños pequeños y a sus padres mientras interactuaban en casa durante 90 minutos. Se dijo a los padres que estaban participando en un estudio sobre el desarrollo del lenguaje en los niños, para evitar que se concentraran específicamente en lo que les decían.

Se analizaron los casos en que los padres alababan a los niños en las cintas, según enfatizaran las estrategias, el esfuerzo y la acción o las cualidades positivas del niño. Los investigadores notaron factores como la raza, la etnia y el nivel de ingresos de los padres para ayudar a asegurar que los resultados del estudio no se vieran afectados por esos datos. No evaluaron ni controlaron por el nivel de inteligencia del niño.

Entonces, cinco años más tarde, cuando los niños tenían unos 7 u 8 años, los investigadores dieron seguimiento a las mismas familias, y evaluaron si los niños parecían preferir las tareas fáciles o las desafiantes, y si se frustraban con facilidad cuando se topaban con alguna dificultad.

En las situaciones en que los padres tendían a alabar las acciones más que las características de los niños, los niños reportaron tener actitudes más positivas sobre los desafíos, tenían una mayor capacidad de encontrar formas de vencer los obstáculos, y creían que podían mejorar mediante el trabajo arduo. El estudio también halló que la cantidad total de elogios no afectaba las respuestas de los niños.

Los investigadores descubrieron una diferencia sexual relacionada con el estilo de elogio de los padres. Aunque los niños de ambos sexos recibían más o menos la misma cantidad de elogios en general, los chicos tendían a recibir más elogios por el proceso que las chicas. Cinco años más tarde, en promedio los chicos se sentían más cómodos al enfrentarse a desafíos intelectuales y eran más propensos a pensar que podían hacerse más inteligentes a través del trabajo arduo que las chicas.

Jean Twenge, profesora de psicología de la Universidad Estatal de San Diego, dijo que el estudio ayuda a hacer la distinción que los padres necesitan entre comunicar a los niños que pueden lograr algo y simplemente aumentar su autoestima. "Significa reforzarle a los niños que son capaces de hacer algo", apuntó Twenge.

Aunque Twenge dijo que cree que los investigadores realizaron un buen trabajo al controlar las variables externas, anotó que es imposible medir todo en este tipo de investigación, que se conoce como "estudio correlacional". También anotó que en cualquier momento en que los padres están siendo observados y filmados, sus acciones y comentarios quizás no reflejen lo que harían si no los observaran ni filmaran. Pero señaló que el nuevo estudio es "un buen complemento para los datos experimentales previos".

El estudio, aunque no se relaciona directamente con la autoestima, ilumina por qué dar a los niños mensajes positivos sin consideración no es efectivo, aseguró Twenge. "La autoestima en sí no lleva a cosas buenas, como unas buenas calificaciones o la prevención de la mala conducta", advirtió. "Es mejor enfocarse en la autoeficacia, o sea pensar que uno es capaz de hacer algo, y en el autocontrol. Ese tipo de elogios, que se enfoca en la acción, apunta en esa dirección".

La moraleja para los padres en realidad es bastante simple, aseguró Gunderson, autora del estudio. "Realmente se trata de fomentar una mentalidad de que el desafío y el esfuerzo son buenos, y que siempre se puede mejorar si se trabaja arduamente".

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

Via MedlinePlus

21 de noviembre de 2012

Qué hacer cuando un hijo es victima de bullying

Por tercera vez en este blog tratamos este tema, el bullying. Hemos analizado anteriormente que es bullying, desde cuando se da y el porqué de esta plaga que se da en todas partes. Pero en esta ocasión vamos enfatizar en que medidas tomar ante el terrible acoso escolar.

Primero hay que reconocer que tanto victima como acosador necesitan ayuda. La victima necesita pautas concretas o sugerencias muy practicas para sobrellevar este problema, mientras que el que practica bullying o el acosador debe aprender a relacionarse con los demás sin hacer uso de su poder. ¿Cómo lograrlo?.

PREVENCIÓN

La clave esta en trabajar todos en conjunto y no por separado. Padres de familia con el personal de las escuelas. Los padres dando el ejemplo a los niños de como comunicarse adecuadamente. Esto quiere decir:

- Habla con tus hijos. No grites, no hagas uso de tu poder de padre o madre y recurras a la violencia para intimidar o castigar.

- Respeta la dignidad de tu hijo, no lo insultes, no uses adjetivos negativos para referirte a él. No lo amenaces cuando no cumple lo que tu quieres.

- Se su ejemplo a seguir en cuanto a como tratar con amor y compasión al prójimo .

- Enséñale el respeto a la vida en general. A tener lastima de los animales desprotegidos y a cuidar a las plantas.

- Enseñale lo valiosos que somos como personas, a querernos a nosotros mismos. Será necesario informarnos sobre como fomentar una buena autoestima en nuestros hijos.

Empieza a enseñarle de forma natural desde que es muy pequeñito, no esperes a que llegue a la escuela y se convierta en un abuson e intimidador de niños más débiles.

COMO SABER SI MI HIJO ES VICTIMA DE BULLYING

Los padres deben ser observadores constantes de la conducta y actitudes de sus hijos. No hay excusas para decir que no te diste cuenta. Puedes seguir estas pautas para comprobarlo:

- Cambio en su estado de ánimo. De ser alegre pasa a ser un niño triste.

- Sistema nervioso alterado. Se orina en la cama, pesadillas constantes, empieza con algún tic nervioso, se vuelve muy irritable, etc.

- Siempre llega a casa con heridas o moretones y no sabe explicar bien como se los hizo.

- Anda siempre distraido.

- Se encierra en su dormitorio muchas horas y se rehusa a asistir a clases aludiendo un malestar.

- No tiene muchos amigos.

Por supuesto no siempre estas conductas están relacionadas a algún tipo de bullying por lo que no debemos sacar conclusiones hasta no platicar con ellos o indagar lo que esta ocurriendo. Para esto se necesita mucha habilidad de nosotros los padres pues muchas veces cuesta obtener información de nuestros propios hijos.

COMO AYUDAR A LAS VICTIMAS DE BULLYING.

Si has comprobado que tu hijo o hija es victima de alguna forma de bullying no te desesperes. Es mejor estar tranquilos para tomar acciones precisas.

- Escucha a tu hijo(a) cuando te cuente algo, no le restes importancia y compruebalo tu misma de que sea asi como te lo cuenta y no este exagerando.

- Habla con el director de la escuela y con todos los profesores de tu hijo y solicita su cooperación inmediata.

- Fija con los indicados estrategias o formas de detener el abuso.

- Habla con tu hijo y expresale tu amor y comprensión, asimismo todo los cambios a su favor que están a punto de ocurrir. Eso le dará la tranquilidad que necesita.

- Reafirmale tu amor y tu confianza. Que sienta que puede depositar toda su confianza en ti para contarte futuros problemas.

- Enséñale a mantener la calma y a no recurrir a la violencia como forma de venganza.

- Puede que en el futuro se tope con algún otro abuson. Enséñale a alejarse de ellos y a marcharse del lugar cuando vea una situación peligrosa.

- Enseñale a que camine erguido sin dar muestras de temor, brazos relajados y una voz firme.

- Busca apoyo de otras instituciones u organismos antibullying si no encuentras apoyo en la escuela.

Esperemos estas recomendaciones sirvan en especial para todas esas madres angustiadas que constantemente me piden sugerencias sobre este tema, a veces no les puedo contestar a todas mil disculpas.

Espero con ésta información haber despejado alguna que otra duda. Queda pendiente en un futuro post qué hacer cuando nuestro hijo es el que hace bullying o es el agresor.

15 de agosto de 2012

"Si no puedes comprarlo hazlo tú mismo"

Todos los niños sin excepción tienen una creatividad increible. El empeño que le ponen en lograr convertir sus deseos y fantasias en una realidad es admirable. Mi hijo es mi gran ejemplo. Con tan solo 6 años y un poco de su natural creatividad nos ha enseñado muchas cosas, entre ellas a que si no hay recursos suficientes, llamese dinero, para obtener algo, podemos crearlo nosotros mismos.

Tal parece mi pequeño es fanático de la frase "Si no puedes comprarlo hazlo tú mismo".

16 de julio de 2012

¿Qué puedo hacer si mi pequeño hijo es perfeccionista?

Cuando buscaba información sobre lo que implicaba ser una persona perfeccionista leí que muchos hijos únicos tienden a serlo, esto no significa que sea exclusivo en ellos, sin embargo los especialistas afirman que quienes tienen más tendencia a buscar la perfección en las cosas son precisamente los primogénitos y los hijos únicos. 

¿Te parece que tu hijo único es un poco perfeccionista?. Te dire que a mi si con mi hijo. De hecho leia información al respecto porque precisamente había notado algunos rasgos de perfeccionismo en el mio. Digo rasgos porque definitivamente no lo es completamente o en exceso. Por ejemplo no es exigente consigo mismo con las tareas escolares y aunque es el niño más sobresaliente de su clase, no le da excesiva importancia. Casi no estudia para los exámenes porque tiene una memoria que le permite recordarlo todo de las explicaciones que su maestra le da en clase y cuando no obtiene la nota máxima no ha representado para él problema alguno.

15 de febrero de 2012

Tener un mejor amigo ayuda a la salud mental de tu hijo



Un mejor amigo puede ayudar a tu hijo a afrontar las experiencias negativas, sugiere un estudio reciente.
“Tener a un mejor amigo presente durante un evento desagradable tiene un impacto inmediato sobre el cuerpo y la mente de un niño”, esto lo afirmó el coautor del estudio William Bukowski, profesor de psicología y director del Centro de Investigación sobre el Desarrollo Humano de la Universidad de Concordia, en Montreal. “Si un niño está solo cuando tiene problemas con un maestro o una discusión con un compañero de clases, observamos un aumento mensurable en los niveles de cortisol y una reducción en los sentimientos de autoestima”.
Para llevar a cabo el estudio, los investigadores le pidieron a 55 chicos y 48 chicas de quinto y sexto curso en Montreal que registraran sus sentimientos y experiencias durante cuatro días en un diario. También se monitorizó los niveles de cortisol (la hormona del estrés) de los niños mediante pruebas regulares de la saliva.

26 de julio de 2010

¿Cómo elevar la autoestima de mi hijo?

La autoestima es el amor y aprecio que tenemos por nosotros mismos. Cada nueva experiencia, cada éxito o fracaso y todas las cosas que hacemos van formando y cambiando la imagen que tenemos sobre nosotros mismos. Cuando un niño está en su etapa de desarrollo, se está formando su autoestima, y su autoestima es especialmente vulnerable, ya que tiene pocas experiencias con las que formarse una idea sobre si mismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...