Pequeños Músicos

Porqué deberías apoyar el desarrollo de su talento

¿Tener un solo hijo

¿Cómo asumir tu decisión

La Sociabilización en los niños

¿Cómo ayudar a mi hijo a ser sociable...

El Bullying

¿Qué hacer cuando un hijo es victima.

Postres Fáciles

Torta super fácil de yogurt

28 de enero de 2013

En defensa de los hijos únicos

Se los acusa de mimados, de egocéntricos, de caprichosos, de creerse el centro de atención de todo, de solitarios, de reservados. ¿De que otro defecto me olvido?, porque todavía hay gente que suele etiquetarlos injustamente por el simple hecho de haberse criado sin hermanos.

Lo que es peor es que todas estas afirmaciones sin fundamento sobre los hijos únicos han invadido a toda nuestra sociedad y es el motivo por el que tantas madres que buscan tener un hijo más y que por alguna razón no pueden, se desesperen y hasta se depriman por no llegar a obtener lo que se nos ha propuesto como "el modelo ideal de familia". Es decir tener dos hijos o más, pero nunca uno solo.

Se acusa al hijo único, pero mucho más a sus madres, las que optamos o elegimos tener uno solo, se nos llama egoistas y posesivas como que si automáticamente estos rasgos de personalidad los adquirimos al tener a nuestro hijo o hija. No se específica de que las madres que manifiestan estas características siempre tuvieron un carácter así o si al haber tenido a su hijo empiezan a desarrollarlas. Se nos juzga así a todas por igual. ¡Que injusto!.

Se acusa a los hijos únicos de no saber compartir. Pues yo personalmente conozco casos de hijos únicos adultos que son muy generosos, diría yo más de la cuenta. No me sorprende ya que si han sido criados sin hermanos se esforzarán por ser más sociables de lo normal para compensar su ausencia. Además a los 3 o 4 años de edad la mayoría de los niños únicos o no, no suelen compartir sus cosas o juguetes, esto lo aprenderán años mas tarde y sin que tengamos que imponérselo.

También acusan al hijo único de no saber competir porque no tiene hermanos. Pues que les dire, al menos yo esta parte la lleve muy mal cuando era niña, hubiera sido más sencillo que la vida me enseñase a competir como suele ser con los hijos únicos y no haberlo aprendido con mis hermanos. ¿Que los hijos únicos no tendrán rivales en su vida con quien competir?, salvo estén encerrados en su casa aparecerán sin duda, y el hijo único aprenderá lo que esto implica. 

Obviamente no podemos afirmar que todos los hijos únicos son un dechado de virtudes sin defectos. No. Muchas veces los padres influimos demasiado en su futuro, y por supuesto también el ambiente en el que se criará. Por ejemplo: 

Si transmitimos nuestras decepciones, miedos, culpas y sentimientos negativos, probablemente será un adulto insatisfecho, callado, se sentirá solo y con la sensación de que se ha perdido de algo.

Pasa lo mismo cuando somos padres muy exigentes. El hijo único puede crecer queriendo complacer en todo a sus padres y se frustrará cuando no lo puede lograr. Esperamos como padres no caer en ese error. Debemos criar a nuestros hijos para que sean independientes y seguros de si mismos. Tenemos todos los utensilios para hacerlo.

Desde mi blog defiendo su condición. No se debe etiquetar a nadie, menos a un niño. Mi hijo  único Kevin es un ejemplo de que todas las acusaciones que se les hacen son solo mitos. Esto publiqué hace un tiempo en facebook y ahora comparto con los lectores de mi blog.

"Soy mamá de un hijo único, que para contradicción de muchos no es ni egoista, ni mimado. Es felíz compartiendo lo que sabe y tiene. Independiente, muy sociable y super aplicado. También es un poco perfeccionista y en ocasiones se frustra mucho cuando sus cosas no salen como él quiere. 

Si me preocupa su futuro?, claro a qué madre no. Si me preocupa que cambie y se vuelva un adulto infeliz?, si continuamos como ahora andando en el buen camino ¿porqué tendría que cambiar??!!.

Si me preocupan lo que digan los demás sobre el futuro de los hijos únicos?. En lo absoluto!. Nadie tiene la capacidad para asegurar y afirmar que los hijos únicos se sentirán solos e infelices cuando sean mayores. 

Me ocupo del presente. De darle muchos abrazos y besos, de corregirlo cuando es necesario, de guiarlo para que tome sus propias decisiones, de presentarle amigos, de llevarlo al parque, de enseñarle lo que significa ser un buen amigo. Estamos sembrando amor en su corazón ¿qué esperan que cosechemos en el futuro?. 

No me desgasto emocionalmente pensando que mi hijo sufrirá de adulto por el simple hecho de ser hijo único. Soy positiva y vivo mi presente. El que diran de la gente me tiene sin cuidado, las opiniones tan diversas de algunos hijos únicos adultos algunos felices y otros infelices me hacen concluir una sola cosa: Nuestros hijos serán lo que nosotros los padres hemos sembrando en ellos. Puede que no estes de acuerdo conmigo y que le podemos hacer, no se puede complacer al mundo entero verdad? ;)".

Saludos!!

22 de enero de 2013

Un instrumento musical para mi hijo

Este es el instrumento músical que mi hijo eligió para aprender a tocarlo. A mi siempre me ha parecido que tocar una guitarra es difícil. Pero no se trata de mi, sino de mi hijo y él es muy insistente cuando realmente se propone algo. 

De hecho todo empezó cuando insistía mucho en una guitarra de juguete que vio en alguna tienda, quería jugar con ella obviamente, pero un día a su papá se le ocurrió la brillante idea de llevarlo a una tienda en donde venden guitarras pero de verdad, con la intención de que eso podría motivarlo a querer aprender a tocar un instrumento musical por primera vez, y ¿qué creen?. Resulto perfectamente.

Cuando mi hijo vio que su papá le estaba dando la oportunidad de tener una guitarra de verdad y no solo una de juguete se le iluminó la carita y desde entonces todos los días soñaba con el día en que su papá se la comprara. Y bueno llego el día tan esperado para él. No se imaginan su cara de felicidad cuando su papá se la trajo a casa. Definitivamente esos son los mejores momentos para una madre o un padre, ver felices a sus hijos...

Desde ese día la guitarra es su compañera de entretenimiento. Ya no es solo mirar TV y jugar futbol, ahora también disfruta mucho de tocarla. En este momento está de vacaciones y usa parte de su tiempo en aprender a tocarla. 

Como mi hijo realmente así lo ha deseado, decidimos inscribirlo en una academia de música en donde le enseñan específicamente "Guitarra". De hecho recién ha empezado con estas clases y ya llega a casa a practicar sus lecciones. Creanme que no es porque sea su mamá, pero mi hijo es muy talentoso, y es bueno en todo lo que realmente a él le gusta.

Desde hace años lo motivamos para que el arte sea algo parte de su vida, hemos intentado también con un baile típico de nuestra ciudad, pero tal parece no le gusto mucho. Lo de él es la música, o al menos actualmente disfruta mucho de ella.

Recordemos que la música a los niños les aumenta su capacidad de concentración, su fuerza de voluntad, su capacidad de disfrute y realmente los hace muy cultos. Me encanta que mi hijo use muy bien su tiempo. En estas vacaciones de verano descubrimos que le encanta tocar guitarra y nuestro trabajo es solo de apoyarlo para que desarrolle sus habilidades.

Agrego que es muy importante además saber elegir el instrumento musical que vaya de acuerdo a la personalidad de sus hijos, nunca hay que imponérselos cuando ellos no lo quieran. 

Yo aplaudo la estrategia de mi esposo de llevarlo a conocer una tienda de guitarras cuando vio que mi hijo pedia insistentemente una guitarra de juguete. Desde entonces convirtió a mi hijo en mi pequeño guitarrista. :)

¿Alguien más también está motivando a que su hijo o hija toque algún instrumento musical?. 

16 de enero de 2013

Mi hijo no sociabiliza ¿Qué hago?

Contrario a lo que se solia pensar sobre los hijos únicos como timidos y poco sociables la realidad es que muchos no tienen ningún problema en establecer amistades fácilmente con sus pares. Sin embargo esto no es una regla, hijos únicos e incluso niños que tienen hermanos pasan etapas de timidez en la que sus habilidades sociales practicamente no se desarrollan.

Como papá o mamá te preocupas por ejemplo cuando ves que tu hijo no se integra con facilidad en un grupo. Si notas que se aisla o juega solo siempre, es normal que empiezes a querer averiguar el porqué de su comportamiento y sobre todo como puedes ayudarlo.

Es verdad que los niños con hermanos tienen más ventaja en este tema, aunque no necesariamente tiene que ser así. Los niños en general pasan por una etapa de timidez que en ocasiones es pasajera. Pero cuando se convierte en un comportamiento de diario, los niños la pueden pasar realmente muy mal, porque el ser humano es por naturaleza un ser sociable, por lo que aislarse y no tener amiguitos en la infancia puede repercutir en daños emocionales futuros.

Si tu hijo tiene más contacto con adultos y muy limitado los juegos con niños es muy probable que le cueste hacer amiguitos o sociabilizar. Considera esta posibilidad si notas que a tu hijo o hija le cuesta integrarse a un grupo.

Si tu hijo antes sociabilizaba sin problema y ahora le está costando, analiza si se ha presentado un problema dentro de la familia que le puede estar afectando animicamente. (cambio de colegio, separación de sus padres, etc).

Como ayudarlo

Vigila que exista paz y armonia en tu familia y organicen actividades juntos, como salir a pasear.

Visiten parques, centros recreativos, reuniones sociales donde haya muchos niños con quienes tu hijo o hija puede jugar.

Restringe o limita el tiempo que tu niño pasa frente a la computadora, TV y juegos electrónicos. Promueve los juegos al aire libre en familia y con amigos.

Invita a uno o dos compañeritos o familiares a tu casa y vigilalos desde un punto no muy cercano.

Enseñale a compartir. Que vea en ti el ejemplo de como se hace, con el tiempo compartira con otros niños sus cosas.

No lo obligues a sociabilizar con alguien si él o ella no desea o esta de mal humor. Forzar situaciones puede llevar al desastre. Es mejor motivar o presentarle las oportunidades.

Ante todo paciencia. Recuerda que no conseguirás que tu hijo si es timido de la noche a la mañana sea super sociable. Al contrario esto se va desarrollando con el paso de los días y los meses si somos constantes como padres y no nos rendimos lo lograremos. ¡Animo!



10 de enero de 2013

Tu bebé te escucha y aprende el lenguaje mientras está en el útero

Estudio sugiere que mientras está en el útero y en las últimas semanas de embarazo tu hijo empieza con este proceso.

El desarrollo del lenguaje empieza en el útero, durante las últimas diez semanas de embarazo, sugiere un pequeño estudio con bebés estadounidenses y suecos.

Los investigadores afirmaron que esta habilidad puede demostrarse en las primeras horas de vida.

"La madres tienen la primacía en la influencia del cerebro del niño", señaló la coautora del estudio Patricia Kuhl, codirectora del Instituto de Aprendizaje y Ciencias Cerebrales de la Universidad de Washington, en un comunicado de prensa de la universidad. "El sonido de las vocales son las unidades que más se oyen y el feto se aferra ellas".

Solo unas horas después de haber nacido, los bebés pueden diferenciar entre el idioma nativo de su madre y un idioma extranjero, hallaron los autores del estudio. Afirmaron que esto indica que los bebés pueden escuchar a sus madres hablar a las 30 semanas de gestación, mucho antes de lo que se había pensado hasta ahora.

"Este es el primer estudio que muestra que los fetos aprenden antes de nacer los sonidos particulares del idioma de sus madres", afirmó en el comunicado de prensa la autora principal del estudio Christine Moon, profesora de psicología en la Universidad Luterana del Pacífico en Tacoma, Washington. "Este estudio cambia el resultado mensurable de la experiencia con los sonidos del habla desde los seis meses de edad hasta antes de nacer".

El estudio contó con 40 bebés de menos de dos días de nacidos. Había el mismo número de niños y niñas, nacidos en Tacoma o en Estocolmo. Mientras estaban en la sala de recién nacidos, los bebés escucharon los sonidos de las vocales tanto del idioma nativo de su madre como de idiomas extranjeros.

Se dio un chupete a los bebés conectado a una computadora para medir la reacción ante el sonido que habían escuchado. Los investigadores evaluaron el interés que mostraron los bebés por los sonidos de las vocales según el tiempo que pasaron chupando el chupete.

Chupar durante más o menos tiempo ante los sonidos no familiares o familiares demostraría su capacidad de diferenciar entre los sonidos que habían escuchado cuando todavía estaban en el útero.

Justo después de nacer, los bebés chuparon durante más tiempo tras escuchar el lenguaje extranjero que el nativo. Los autores del estudio concluyeron que examinar el modo en que los bebés aprenden podría ayudar a profundizar sobre el aprendizaje en todas las etapas de la vida.

"Queremos saber qué tipo de magia usan en la infancia temprana que los adultos no pueden usar", señaló Kuhl. "No podemos desperdiciar esa curiosidad temprana".

El estudio aparece en una edición en línea reciente de la revista Acta Pediatrica.




HealthDay
Via MedlinePlus

3 de enero de 2013

Cómo enseñarle a mi hijo a tolerar sus frustraciones

Mi hijo único de 7 años casi nunca se aburre cuando esta en casa, es un niño  muy creativo y siempre anda ocupado en algo, inventando cosas, arreglando otras, dibujando, pintando, tocando su guitarra, reciclando y muchas otras cosas más. Por supuesto llevar acabo todas estas tareas que se propone no siempre le resulta sencillo, en muchas ocasiones se enfada y llora y no hay quien lo pare. ¿Qué es lo que siente?. Lo que siente él lo sienten todos los seres humanos y sobre todo los niños que están creciendo. Se llama frustración.

Mi hijo esta en una edad en la que se siente muy independiente, en ocasiones sobrevalora sus capacidades como muchos niños, e intenta realizar algunas tareas o actividades difíciles para su edad, aceptar que muchas veces no es fácil o que no puede realizarlas le causa mucha frustración. Algo completamente normal en el ser humano desde que nace.

Por ejemplo los bebés es normal que lloren y demanden algunas cosas,  pues están relacionadas con sus necesidades básicas, las que obviamente sin discusión tienen que ser satisfechas. Si un bebé llora hay que atenderlo inmediatamente puede sentir hambre o tener alguna molestia y requiere acción inmediata para fomentar su seguridad y desarrollo emocional.

Cuando ya no son tan pequeñitos y empiezan a crecer sus demandas aumentan y muchas veces no distinguen sus necesidades básicas con las de simples deseos o caprichos y ahí entramos a relucir los padres. Es necesario saber guiarlos y no caer en el error de que para que nuestro hijo o hija no llore o no se frustre hay que complacerlo en todo, facilitarle las cosas y ceder ante deseos que no tienen nada que ver con su bienestar. Esto es un error grave en el que muchos padres caen perjudicando para siempre a sus hijos. 

¿Cómo llegan a ser estos niños a quienes no le enseñamos a manejar sus frustraciones o a tolerarlas en la adultez?.

Llegan a ser personas que no son capaces de tolerar la más mínima molestia, contratiempo o demora en la satisfacción de sus deseos y no soportan ningún sentimiento o circunstancia desagradable. Es decir, no toleran el hecho de sentirse frustrados y los sucesos no deseados los ven como terribles catástrofes y personalmente sí que he visto a adultos así de complicados. 

¿Como podemos ayudar los padres a nuestros pequeños hijos a tolerar su frustración?

- Se paciente con tu hijo o hija cuando notes que empieza a enojarse o a llorar debido a la frustración.

- Déjalo que se calme por si mismo. Cuando le haya pasado bríndale consuelo, abrázalo e intenta darle una guía en lo que se propone hacer. Pero no le soluciones las cosas, ni cedas a sus caprichos.

- A veces se cree que si le dices "no" a tu hijo le haces un terrible daño o hasta le puedes causar traumas. Nada más errado que eso. Ser un padre amoroso no es igual a ser un padre permisivo. Los padres damos amor pero también ponemos autoridad lo que se refleja en las reglas que brindamos basadas en el amor y no en el rencor.

- Tu ejemplo es de vital importancia para que tu hijo aprenda a tolerar sus frustraciones. Si ve que tú reaccionas mal ante cosas sin mucha importancia te puede imitar. Recuerda no exagerar ni maximizar las cosas. Mánten la calma cuando por ejemplo "no gana tu equipo favorito", o cuando "no puedes asistir a un evento o fiesta por alguna razón". En esas ocasiones tus hijos están atentos a tus reacciones.

- Dormir bien y hacer una pequeña siesta también les ayuda a los niños a estar más dispuestos a manejar sus enfados. 

- Cuéntale historias o cuentos en donde se narren las dificultades que experimentaron los héroes, hasta lograr alcanzar el éxito. Comentales cómo si no hubieran insistido, o si se hubieran dado por vencidos, no habrían descubierto nuevas tierras, nuevos inventos o no conseguirían lo que quisieron.

Recuerda que la frustración es una encrucijada: o te eleva o te degrada. De una experiencia dolorosa, algunos niños aprenden, por ejemplo, a ser más flexibles, tolerantes o incluso fuertes. Otros niños, sin embargo, se vuelven histéricos y egocéntricos.

Nuestra tarea de padres es proporcionarles amor y limites claros. Esto incluye     no evitarle las frustraciones sino mas bien ayudarlos a superarlas y ser siempre sus modelos de autocontrol ante nuestros pequeños.

La toleracia a la frustración se aprende en la infancia y nos ayudará por siempre a enfrentarnos a la vida real que, lamentablemente, está llena de dificultades, fracasos y desengaños. Es nuestra labor guiar desde ahora a nuestros pequeños.

Cuando mi hijo llora por algo que no le salió bien o no pudo conseguir, lo dejo que se calme por si solo, cuando ya está más calmado le doy un abrazo muy fuerte y lo animo a seguir intentándolo y no rendirse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...